Boda Míriam y Fernando
19288
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-19288,ajax_updown,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

Míriam y Fernando

  • Ramo de novia en tonos rosas y fucsias.
  • Detalle de la decoración del restaurante de Miriam y Fernando.
  • Presbiterio de iglesia decorado para boda.
  • Decoración de iglesia con paniculata y hoja verde.
  • Decoración de altar con flor blanca y hoja verde.
  • Decoración con jarrones de paniculata y arbusto verde.
  • Ambon decorado con jarrones de paniculata y arbusto verde.
  • Detalle adorno bancos con paniculata.
  • Seating plan bodas
  • Seating plan para bodas.
  • Photocall para bodas.
  • Photocall para bodas.
  • Mesa de firmas para boda.
  • Mesa de firmas para boda.
  • Decoración entrada a restaurante en jardín de bodega.
  • Decoración jardín restaurante.
  • Adorno de mesa para restaurante con centro floral.
  • Adorno de mesa para restaurante con centro floral.
  • Adorno con centro de mesa para restaurante.
  • Adorno con centro de mesa para restaurante.
Boda de Míriam y Fernando.

Boda oficiada en la Parroquia de San Nicolás de Pamplona y celebrada en las Bodegas Otazu.

Fecha
Categoría
Bodas
Acerca de este proyecto

Cuando me llamó Miriam desde Madrid todo parecía muy complicado ya que ella vivía allí y no tenía mucho tiempo para venir a Pamplona; había visto nuestra web y le gustó nuestro estilo de trabajos. Hablamos mucho por teléfono. Quedamos un día en Pamplona y enseguida nos entendimos.

A partir de ahí todo resulto facilísimo.
La boda de Míriam y Fernando se celebró en la Parroquia de San Nicolás, una iglesia preciosa que querían adornada de forma sencilla y elegante con un toque campestre. Para ello elegimos como flor principal la paniculata, acompañada de hortensia blancas y bojes. Adornamos el Altar, el pasillo central y la entrada exterior de la iglesia con unos arbolitos.

Para la celebración, en las Bodegas de Otazu,  el estilo fue mas desenfadado y metimos mucho color: seguimos usando paniculata pero no ya como flor principal, introdujimos tonos lavanda, rosas y lilas.

Decoramos varios rincones como el Photocall , el Candy Bar, una zona de bienvenida, el seating-plan y, como no,  el restaurante con unas copas florales altas en el centro de las mesas.